Home / Articles / ¿Cómo se puede mantener la cultura empresarial cuando todos trabajan desde casa?

¿Cómo se puede mantener la cultura empresarial cuando todos trabajan desde casa?

¿Cómo se puede mantener la cultura empresarial cuando todos trabajan desde casa? Image
  • Posted on 24th Mar, 2022 11:30 AM
  • 1496 Views

Incluso cuando no hay un enfriador de agua físico para reunirse, los líderes deben asegurarse de que la cultura organizacional sobreviva.

Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La "cultura corporativa" es difícil de definir. A menudo, solo se entiende implícitamente y se desarrolla orgánicamente, en lugar de expresarse y planificarse explícitamente de arriba hacia abajo. La cultura de su empresa se convierte en su personalidad y tiene una gran influencia en cómo la percibe el público, así como en cómo los empleados, socios y otros proveedores interactúan con el público y entre ellos.

Hoy en día, con tantas empresas obligadas a mantener sus oficinas cerradas en esta época de distanciamiento social, trabajar desde casa se ha convertido en la “nueva normalidad”. La investigación de la aplicación de organización de documentos digitales FYI descubrió que la "cultura mejorada" es una de las principales respuestas cuando se les preguntó a las personas cómo las empresas pueden ayudar a mejorar la experiencia del trabajo remoto durante la crisis del coronavirus.

Entonces, ¿cómo puede asegurarse de que su cultura sobreviva cuando no hay un enfriador de agua físico para reunirse?

A menudo me gusta recordar a los ejecutivos con los que trabajo que, incluso antes de que golpeara la crisis de Covid-19, este era un gran desafío. Las empresas más grandes con múltiples ubicaciones, por ejemplo, siempre han tenido dificultades para mantener una cultura corporativa cohesiva. Se vuelve aún más desafiante a medida que las empresas extienden su ecosistema a socios, proveedores externos y autónomos fuera de la estructura corporativa inmediata.

La cultura corporativa es una fuerza rectora esencial, pero ¿cómo se desarrolla cuando la mayoría de los trabajadores, proveedores y autónomos de una empresa nunca ponen un pie en la oficina? Los datos proporcionados por Global Workplace Analytics sugieren que el teletrabajo se había vuelto bastante común incluso antes del cierre de Covid-19, con un crecimiento del 140 por ciento desde 2005, y no solo de los autónomos y los trabajadores de conciertos; 4,3 millones de empleados ahora trabajan desde casa al menos la mitad del tiempo.

Al mismo tiempo, la población de trabajadores por cuenta propia ha crecido en un 2,4 por ciento, la población de trabajadores por cuenta propia a domicilio creció en un 7,3 por ciento y la población de trabajadores a distancia creció en un 1,7 por ciento.

Cultura corporativa cuando las interacciones cara a cara son obsoletas

La colaboración en un entorno remoto requiere un trabajo adicional, pero un equipo distribuido es realmente como cualquier otro equipo, ya sea que trabajen cara a cara o no. Un podcast reciente de Harvard Business Review señaló que el éxito del trabajo remoto se basa en tres principios : comunicación, coordinación y cultura.

La comunicación y la coordinación se logran fácilmente a través de una serie de herramientas sofisticadas de comunicación en tiempo real y para compartir en las redes sociales, pero la cultura es lo que crea un sentido real de confianza y compromiso.

La cultura corporativa es más que crear una sala de descanso amigable con sillas cómodas y traer una caja de donas el viernes: desarrollarla significa involucrar intencionalmente a los empleados, educarlos y brindar espacios para interacciones, intercambio de conocimientos y capacitación. Tradicionalmente, esto se ha hecho en vivo, con servicios en el sitio o eventos especiales fuera del sitio, pero esto se vuelve problemático cuando una empresa tiene miles de empleados y socios remotos repartidos por varios países.

Esos eventos aún pueden tener lugar virtualmente. Afortunadamente, las plataformas de reuniones virtuales han evolucionado hasta el punto en que pueden ser muy interactivas, visuales y, lo que es más importante, replicar eficazmente la sensación de "estar allí". Y sí, hay muchas formas de darle vida a sus "horas felices virtuales".

Su cultura comienza con la incorporación, y especialmente cuando hay trabajadores remotos involucrados, las sesiones de videoconferencia interactivas pueden ser un método muy eficaz para involucrar a esos trabajadores desde el principio.

La clave del éxito está en el nivel de participación, y en lugar de una sesión de seminario web unidireccional, la cultura se puede desarrollar y mantener asegurándose de que los equipos se agrupen regularmente, aunque no con tanta frecuencia y durante tanto tiempo que la "fatiga del zoom" comience a establecerse. en . Encontrar el equilibrio adecuado entre reuniones en vivo y asincrónicas es clave, al igual que invertir para brindar a las personas un fácil acceso a la información que necesitan para hacer su trabajo de forma independiente.

Relacionado: 5 formas de construir una cultura de equipo en un mundo remoto

Mejores prácticas para la cultura corporativa remota

Un estudio de 2017 de Deloitte señaló que el 80 por ciento de los encuestados ven la cultura y el compromiso como las principales prioridades. El informe de Deloitte señaló que los sistemas tradicionales de gestión del aprendizaje están siendo reemplazados rápidamente por nuevas herramientas que satisfacen mejor la necesidad de interacción y participación.

Las mejores prácticas para desarrollar esa cultura incluyen responsabilizar a los gerentes por la capacitación, las comunicaciones y la colaboración, y armarlos con las herramientas necesarias para hacerlo de manera consistente con las expectativas de los trabajadores con conocimientos digitales.

Más importante aún, la coherencia y la frecuencia se vuelven aún más importantes en un entorno remoto, y se deben realizar reuniones de video interactivas periódicas para reforzar la cultura y los mensajes corporativos, así como para impartir información de capacitación específica.

Además, debido a la eficiencia de las videoconferencias, el microaprendizaje se vuelve mucho más posible. A diferencia de las sesiones de capacitación en vivo que requieren más coordinación, las oportunidades de capacitación remota se pueden realizar con mayor frecuencia y, al mismo tiempo, personalizarse más para satisfacer las necesidades específicas de cada grupo diferente de empleados.

Por último, mida los resultados: observe las interacciones sociales, los comentarios y el intercambio en las redes sociales que tiene lugar como resultado de cada sesión; medir la satisfacción y participación de los usuarios, y fomentar la retroalimentación y aportes de los participantes. Al hacerlo, podrá crear un entorno virtual que no sólo es "la mejor alternativa a estar allí", sino que en muchos sentidos es mejor que estar allí.

Relacionado: Una nueva forma de trabajar: Desarrollar una cultura empresarial para un control remoto ...

Prosperar de forma remota como colectivo

Mantener una cultura empresarial cohesionada es un desafío, incluso cuando se trata de un equipo relativamente pequeño que trabaja desde un mismo lugar. Los equipos de múltiples sucursales, los equipos creados para operar de forma remota y los equipos que se ven obligados a trabajar repentinamente desde casa durante una crisis de salud lo tienen aún más difícil. Pero con la perspectiva y el enfoque adecuados, su equipo puede permanecer tan cohesionado y comprometido como siempre.

Relacionado: La cultura de la empresa lo es todo

¿Cómo se puede mantener la cultura empresarial cuando todos trabajan desde casa? View Story